Poderosas influencias

locomotora

Cuando pienso en una época dorada para la literatura sin duda el siglo XIX resplandece con luz propia. Es ahí donde están la mayoría de mis héroes literarios publicando sus historias y novelas por entregas; viajando y escribiendo crónicas brillantes; moviendo conciencias y polemizando con sus posicionamientos políticos y opiniones diversas; recitando sus poemas, actuando sus historias ante públicos ávidos por escucharles y verles cual verdaderos rockstars.

Londres a finales del siglo XIX
Londres a finales del siglo XIX

Edgar Allan Poe, Charles Dickens, Hans Christian Andersen, Victor Hugo, Alexandre Dumas, Gustave Flaubert, Fiódor Dostoievski, León Tolstói, Robert Louis Stevenson, Mary Shelley, Bram Stoker, Julio Verne y Lewis Carroll, por mencionar algunos cuantos, son sólo una pequeña muestra del amplio abanico de gigantes intelectuales que por entonces circulaban por el mundo. Muchos y variados fueron los encuentros que entre ellos se produjeron, verdaderas y profundas las admiraciones mutuas, diversas los temas por los cuales se interesaron, sumamente originales los enfoques que emplearon en sus obras, grandes las historias que surgieron de esas plumas dando a luz a innumerables e icónicos personajes, los cuales pronto parecieron cobrar vida propia.

Continúa leyendo Poderosas influencias

Anuncios

Por siempre Poe

Edgar Allan Poe by Magnetic eyeMi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; un honesto deseo de futuro. Edgar Allan Poe.

Algún día erigiré un templo en honor a Edgar Allan Poe. Ese templo será gótico, con pálidos bustos de Palas apostados sobre los dinteles de cada una de sus puertas, compuesto por siete naves revestidas de colores distintos: azul, púrpura, verde, amarillo, blanco, violeta y negro; y, como en las habitaciones del castillo del príncipe Próspero, adornadas con grandes vitrales pintados acorde a la decoración de cada una de ellas, a excepción de la séptima puesto que estos serán escarlata.

Continúa leyendo Por siempre Poe

Epifanías II

Las nueve Musas

“Escribe el que el que escribe, no escribe el que no escribe. Pero el que escribe, escribe aun cuando no está escribiendo”.

Esta es una frase que el escritor mexicano Jorge F. Hernández repite constantemente a todas las personas que desean convertirse en escritores. Aunque las dos primeras partes de la sentencia parezcan obvias señalan de una forma baste puntual la principal diferencia entre el escritor y quien pretende serlo. Aunque, quizá, la parte más esclarecedora de la frase es la final puesto que habla del trabajo constante que es escribir.

Las ideas, aquellas musas a las que Homero clama en sus magnas obras de la Ilíada y la Odisea, constantemente aparecen, como epifanías, en los momentos más inesperados y de las formas más diversas, como cuando contemplamos a un joven de belleza deslumbrante, en la más angustiosa de las pesadillas, a mitad del camino de unas vacaciones familiares o mientras esperamos en un aeropuerto.

Continúa leyendo Epifanías II