Hacia un mundo… ¿feliz? III

Un mundo Feliz00Uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta el hombre a nivel individual al relegar su pasado al olvido, así como al mantenerse ajeno de los saberes acumulados de quienes nos han precedido, es el de convertirse en un ser manipulable, falto de una opinión cien por ciento propia, dócil; a nivel grupal pudiéramos hablar del sometimiento social y, quizá más específicamente, del sometimiento de clases; en tanto que a nivel intelectual nos enfrentaríamos primero a un decrecimiento de ese saber continuado hasta contemplar su lamentable extinción, como en el Mundo Feliz de Huxley.

Vasta con observar la evolución cultural que supuso el redescubrimiento de los clásicos griegos en la Europa Occidental de los siglos XV y XVI para comprender la importancia del estudio y el desarrollo de ese saber acumulado. Ese movimiento cultural denominado Renacimiento catapultó tanto el desarrollo de las artes como el de las ciencias y el pensamiento filosófico de entonces.

Entre las múltiples definiciones que existen sobre la felicidad convendría, como fue el caso de los renacentistas, revisitar a los griegos y explorar la forma en la que el filósofo Aristóteles aborda dicho concepto.

Continúa leyendo Hacia un mundo… ¿feliz? III

Anuncios