El impulso heroico

gandalf00

…¿No sois vos el Gandalf responsable de que tantos jóvenes apacibles partiesen hacia el Azul en busca de locas aventuras? Cualquier cosa desde trepar árboles a visitar elfos… o zarpar en barcos, ¡y navegar hacia otras costas! ¡Caramba!, la vida era bastante apacible entonces… Quiero decir, en un tiempo tuvisteis la costumbre de perturbarlo todo en estos sitios. Os pido perdón, pero no tenía ni idea de que todavía estuvieseis en actividad.

…Mi perdón te lo doy. De hecho iré tan lejos como para embarcarme en esa aventura. Muy divertida para mí, muy buena para ti… y quizá también muy provechosa, si sales de ella sano y salvo. El hobbit, J. R. R. Tolkien.

Hay al inicio de cualquier empresa un contradictorio conjunto de emociones que embarga a quien es llamado a emprender la aventura: curiosidad y temor; deseos de recorrer caminos nuevos y nostalgia por lo que se deja atrás; apremio y resistencia; emoción y dudas, muchas dudas… Abrumador coctel de emociones que termina por paralizar a muchos y que sólo algunos, los menos, optan por tomar no obstante los riesgos del camino, de ahí que éstos sean llamados héroes.


heroe-mil-carasEntre las múltiples definiciones ofrecidas por el Diccionario de la Real Academia Española encontramos que en términos literarios el héroe en un poema o relato es el personaje destacado que actúa de una manera valerosa y arriesgada; y quien suele ser al mismo tiempo protagonista de una obra de ficción.

El mitólogo y escritor estadounidense Joseph Campbell, estudioso de las religiones comparadas y celebre por su tesis del monomito, señala que la vida del individuo común y corriente de estos relatos discurre normal hasta que de pronto irrumpe en su historia un personaje o suceso que cambiará su visión del mundo y su forma de entender la vida, impulsándolo a la aventura:

El intensos calor… hacia sentirse [a Alicia] lerda y somnolienta, por lo que estaba evaluando si el placer de tejer una guirnalda de margaritas le compensaba la molestia de pararse e ir a recoger las flores, cuando súbitamente un conejo blanco que tenía los ojos rosados pasó corriendo con gran velocidad junto ella. (Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas).

Es entonces cuando …El horizonte familiar de la vida se ha sobrepasado, los viejos conceptos, ideales y patrones emocionales dejan de ser útiles, ha llegado el momento de pasar un umbral. (Joseph Campbell. El héroe de las mil caras).

joseph-campbell

Establezcamos al punto que cada uno, como dueño absoluto de su existencia, es el protagonista de su propia vida y hagamos de inmediato una introspección buscando esos momentos en los cuales alguna sensación nos ha dictado que no vamos por el camino correcto, que debemos explorar nuevas rutas, llenar los pulmones con renovados aires. Aceptemos ese impulso ante la presencia dual del dios Jano, dios romano de dos caras, dios de las puertas, de los inicios y de los finales, a quien está dedicado el mes de enero, y atrevámonos a ser los héroes de en nuestra propia historia, pues como lo dijo David Bowie: todos podemos llegar a serlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s