Poderosas influencias

locomotora

Cuando pienso en una época dorada para la literatura sin duda el siglo XIX resplandece con luz propia. Es ahí donde están la mayoría de mis héroes literarios publicando sus historias y novelas por entregas; viajando y escribiendo crónicas brillantes; moviendo conciencias y polemizando con sus posicionamientos políticos y opiniones diversas; recitando sus poemas, actuando sus historias ante públicos ávidos por escucharles y verles cual verdaderos rockstars.

Londres a finales del siglo XIX
Londres a finales del siglo XIX

Edgar Allan Poe, Charles Dickens, Hans Christian Andersen, Victor Hugo, Alexandre Dumas, Gustave Flaubert, Fiódor Dostoievski, León Tolstói, Robert Louis Stevenson, Mary Shelley, Bram Stoker, Julio Verne y Lewis Carroll, por mencionar algunos cuantos, son sólo una pequeña muestra del amplio abanico de gigantes intelectuales que por entonces circulaban por el mundo. Muchos y variados fueron los encuentros que entre ellos se produjeron, verdaderas y profundas las admiraciones mutuas, diversas los temas por los cuales se interesaron, sumamente originales los enfoques que emplearon en sus obras, grandes las historias que surgieron de esas plumas dando a luz a innumerables e icónicos personajes, los cuales pronto parecieron cobrar vida propia.

escritores-rusos-xixAuguste Dupin, Ebenezer Scrooge, el doctor Jekyll y mr. Hyde, Frankestein, Drácula, Alicia, Edmundo Dantès, Emma Bovary y Jean Valjean, son apenas algunos cuantos de esos personajes que por su buena construcción biográfica saltaron del papel al mundo real. Pero de todos ellos quizá ninguno dio tanto dolores de cabeza a su creador como Sherlock Holmes, el detective por antonomasia, a sir Arthur Conan Doyle.

Se cuenta que el famoso escritor y médico británico se inspiró para la creación y diseño de Holmes en uno de sus profesores universitarios llamado Joseph Bell, observador atento y meticuloso que enseñó a aplicar a Arthur el método deductivo, característica que supo aplicar en su puntilloso y poco sociable personaje.

sherlock-holmes-sir-arthur-arthur-conan-doyleSherlock Holmes vio la luz por primera vez en 1887 en la novela titulada Estudio en escarlata, la cual brindó a su creador la notoriedad pública que tanto deseaba alcanzar. Sin embargo, la popularidad de Holmes fue tan avasalladora que no tardó en eclipsar el resto de la obra de sir Arthur Conan Doyle y éste, consciente de todo ello, juzgando que tenía una obra mucho más profunda y valiosa que las aventuras de su detective, concluyó que la mejor opción sería acabar definitivamente con él matándolo. Así lo hizo con la publicación en 1893 del relato El problema final, en la revista The Strand Magazine.

Bell / Holmes / House
Bell / Holmes / House

Fue cuestión de tiempo para que miles de lectores, afectados por la muerte de Holmes, comenzaran a protestar usando listones negros en su sombreros y enviando cartas un tanto groseras a sir Arthur Conan Doyle, pidiéndole siempre traerlo de vuelta a la vida.

Lo verdaderamente sorprendente fue que no fueron ni esas protestas ni las exigencias de sus editores las que lo llevaron a revivir a su personaje, sino las peticiones de su madre, Mary Foley, las cuales surtieron efecto ocho años después cuando en 1901 comenzó a publicar mensualmente la novela El sabueso de los Baskerville, en la revista anteriormente citada.

Fue así que gracias a dos poderosas influencias, la de su madre y la de su maestro, que hoy por hoy conocemos cuatro novelas del ilustre detective y 56 de sus fascinantes aventuras.

sherlock-holmes00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s